Jefes que inspiran

El liderazgo es una elección, no un rango.

Como líder puedes tener un nivel jerárquico pero si no construyes autoridad con responsabilidad, solo eres 《jefe》.

El jefe tiene la oportunidad diaria de acompañar a su gente para que sienta satisfacción por su trabajo. Eso no solo habla de lo que hacen, sino de lo que sienten… y es lo que nos lleva al “Para Qué”. Considerando que tenemos derecho a amar nuestro trabajo y estamos biológicamente diseñados para cooperar y ayudarnos entre todos, el jefe que es líder tendría posibilidad de ayudar a los miembros de un equipo a reconectar con ambas ideas; de conectar a la gente con su propósito.

En más de 27 años de trabajar al servicio de la grandeza de los seres humanos puedo afirmar que ¡la gente no abandona a las empresas, abandona a sus líderes!

Esos son los líderes que te importan, a los que les crees y los que tiene sentido seguir. Aquí tienes algunas preguntas que puedes plantearte para conectar a las personas con su propósito en la organización:

  1. ¿Es 《sexy》 el propósito que se ofrece en la organización?
  2. ¿Cómo los incluye esta visión?
  3. ¿Cómo los representa esta visión?
  4. ¿Cómo los inspira esta visión?

Ocuparte de responder a estas preguntas y diseñar estrategias para cumplirlas permitirá que el equipo tenga valores compartidos, que estén dispuestos a correr riesgos por la visión, abrirá paso a explorar su iniciativa. En suma, es la diferencia entre una filosofía de “head counts” versus “heart counts”.

¿Cómo impulsar la confianza de tu gente en esa dirección? Repasa este checklist:

  • Dales un sentido de satisfacción
  • Inspira su sentido de logro
  • Fortalece el sentido de equipo
  • Ocúpate de su bienestar
  • Toma acciones para su felicidad

Simon Sinek dice que no puedes echar miembros de tu familia… Lo que nos hace reflexionar sobre el enorme sentido de pertenencia que hay que cultivar para que se genere lealtad, buenos resultados y, lo más importante, que ante los malos resultados haya iniciativa de solución y cambio.

Cuestiónate, ¿Qué tipo de jefe necesitan mis colaboradores para lograr su propósito? ¿Me gustaría tenerme como jefe? ¿Qué oferta soy como jefe para mis colaboradores?

Por supuesto que cada uno tiene diferentes estilos de liderazgo, según su nivel de desarrollo personal, su background o lo que cada meta o tarea requiera. Sin embargo, puedes nutrir tu aportación al equipo, a la cabeza, si desarrollas cualidades que te hagan un jefe situacional, desafiante, amoroso, retador, contenedor, paciente, enérgico y apasionado.

¡Cuéntanos cómo contribuye a tu propósito este artículo!

por Marcela Fernández , Principal – Liderarte Performance & Coaching